Hace unos días, os hable de esta excelente aplicación desarrollada por la compañía Unitag para la personalización de nuestros códigos QR y así darle un valor añadido a estos códigos tan añorados, posibilitando incorporarlos mejor a nuestro estilo de marca o diseño personal.

Pero cuando se habla de códigos QR, al menos en el ámbito empresarial, no deberíamos, exclusivamente, quedarnos con la idea de programar un código más o menos atractivo, y esperar a ver que pasa. En este aspecto, me gustaría hablaros de algo relativo a esta tecnología de la cual casi nadie se hace eco -tal vez porque no es gratuito-. Y esta cuestión es la siguiente: ¿podemos controlar un código QR una vez generado y expuesto al público? O lo que es lo mismo: ¿podemos saber cuantas personas le capturan, desde que tipo de aplicaciones lo hacen, si es desde un iphone o incluso un android, y saber desde que lugar de la geografía se esta escaneando dicho código etc.? Sin duda, estas cuestiones nos ofrecerían, cuanto menos, una mayor idea de la utilidad de estos códigos y, a su vez, imaginaros la cantidad de información que podríamos obtener de los productos a los cuales hayamos incorporado un QR de este tipo. En definitiva, interactuar con nuestro producto, y nuestro usuario para conocer mejor la demanda de nuestro producto.

Pues bien, esto no es un una calentura mental habitual de las mias. Hace tiempo que existen compañias que nos ofrecen programar códigos QR dinámicos; es decir, códigos que sin tener que volver a imprimirles, nos ofrecen todo este tipo de información que he detallado anteriormente.

Para ello, estas compañias nos ofrecen generadores de QR que nos permiten controlar absolutamente todos estos parámetros, que por otra parte, son imprescindibles para las buenas campañas de marketing de algunos productos. Este tipo de QR -que aparentemente es exactamente igual a los habituales-, se denomina QR Dinámicos. Que bueno ¿verdad? Imagínate que fabricas cerveza artesanal, y a cada botellin, le incorporas su correspondiente QR -dinámico, por supuesto- lo distribuyes por los diferentes supermercados de la geografía nacional y desde tu ordenador personal, consigues saber: desde donde se ha escaneado el correspondiente QR incluido en tus botellines, cuantas veces se ha leido e, incluso, controlar desde que tipo de aplicaciones informáticas y algunos interesantes datos más. ¡Excepcional!, solo una pega, no es gratis. Pero tampoco ningún inconveniente financiero para los enormes beneficios que nos puede reportar.

Dicho esto, Unitag y su aplicación, además de dar un nuevo colorido a nuestros aburridos QR, nos permite toda esta tecnología; para ello, simplemente hay que registrarse en su plataforma y generar los códigos QR -además en gran calidad- por una cantidad absolutamente asumible.

Yo lo he probado, de verdad, la recomiendo para todas aquellas pymes y autónomos que estén pensando en ver como se mueve su producto y como interactúan sus clientes con ellos.

En esta misma entrada podéis encontrar una vídeo-guía que he elaborado para aprender a programar nuestros QR con un poquito más de alegría. Además, os recomiendo que os registréis en ella -que es gratis- y probéis el resto de opciones que ofrece su panel de administración y que anteriormente he comentado.
QR EN LA RED ESTÁ TU OPORTUNIDAD
Como tengo un poco de tiempo y, lo prometido es deuda, al fin he encontrado una aplicación en Internet para generar códigos QR personalizados, más o menos, gratis. Y ¿por qué digo: más o menos gratis? Pues bien, muy sencillo, porque dicha aplicación online nos permite, cuanto menos, algunas opciones de diseño sin tener que pasar por caja. Es de agradecer que sigamos encontrando en la red de redes generosas aportaciones de este tipo. Además, permite descargar una guía: "Este libro blanco se compone de 10 mandamientos. Explica claramente las etapas de construcción de una campaña de código QR de calidad" (lo siento, está en inglés, pero hoy con los traductores en línea no es ningún problema).

QR Takashi Murakami
No obstante, por lo menos yo, no seré capaz de elaborar un QR como el de Takashi Murakami, elaborado para una campaña de Louis Vuitton y que muestro en la imagen a la izquierda de este párrafo - no confundir con el mio que encabeza este artículo, que pretencioso ¿verdad?-. Pero siempre podremos hacer nuestros pinitos en un sector que, aún, tiene mucho recorrido y posibilidades por explorar. Estoy preparando una vídeo-guía sobre el uso y utilización de esta herramienta. Espero tenerla disponible en breve en este mismo artículo, en el cual os informaré puntualmente.



Tu comentario me interesa

Suscríbete a las publicaciones | Suscríbete a los comentarios

- Puedes compartir lo que necesites. Estoy en la red desde 1998 - Comparte - Eduardo Gutiérrez Pérez - Con tecnología de Blogger - Blog modificado por Eduardo Gutiérrez Pérez sobre una plantilla de btemplates- y promocionada por btemplates. Crédito de la plantilla Johanes Djogan Mi reconocimiento a Johanes Djogan - Modificada, rediseñada y traducida por Eduardo Gutiérrez Pérez-