Crédito imagen: http://p.soledadpenades.com/photo/321/

Siempre me pregunté, en su tiempo, el por qué las compañías de telefonía móvil (a saber, Airtel, Movistar, etc.) no editaban un "listín teléfonico" al uso, con el directorio de los números móviles y sus correspondientes propietarios, similar a las añoradas publicaciones "tan ilustradas y divulgativas" como pudieran ser, por entonces, las "páginas blancas" o las archiconocidas y coloreadas "páginas amarillas" y sucedáneos, con el directorio completito de los números de telefonía fija de toda la vida. Es más, dichas guías incluían no solamente nuestro número en cuestión, sino, también, datos de lo más variopinto -llegó un momento en el que podías agregar el tipo de la hamburguesa preferida, con tal de que pagaras- como nuestra dirección, población, etc. etc. Sin embargo, por otra parte, hubo un tiempo en que intentar consultar, a una  de estas compañías en cuestión, el móvil de una empresa, colectivo, institución o persona particular, parecía el auténtico secreto de la Coca Cola, tal vez, porque esperaban sacar algún impropio beneficio de dichas numeraciones. No había manera oiga, nunca lo entendí.

Es verdad que según fueron avanzando los años, empece a pensar que algún valor oculto e intrínseco tendría la susodicha numeración para no hacerla pública de una manera tan sencilla y tal cual se ofrecía en las divertidas publicaciones ilustradas por "Mortadelo y Filemón" chivándose los números de teléfono de dicha guía. Tiempo después, empecé a "forjar la idea" de que en un futuro próximo, haciendo un símil comparativo, nuestro DNI Electrónico sería la identificación numeraria de la puerta de nuestra vivienda y nuestro número de teléfono móvil, la  llave maestra de entrada a la profunda intimidad de nuestra casa, con todo lo que esto implica.

Pues bien, no muchos años después, Facebook paga a Whastapp 35 euros por cada número de teléfono de sus más de 400 millones de usuarios. Cuando, curiosamente, Whastapp solo percibía de dichos usuarios y a la par de dichos números, 80 céntimos de euro al año por su servicio; y no de todos los usuarios, pues me consta que muchos, muchísimos, aún no han pagado ni un solo euro por tan demandado servicio. Ríanse de los Brokers, esto sí que es un pelotazo

En este caso, alguno de vosotros estará pensando, que no es del todo así de fácil el análisis que he expuesto anteriormente, en el sentido dinerario, por supuesto, pues Whastapp  también le vende a Facebook el sistema y la tecnología. Pero asimismo es verdad, en mi defensa, que dicha tecnología ya la tiene activa Facebook con su chat de mensajería a través de su red social trasladada a los sistemas en movilidad. Con lo cual, lo que verdaderamente, en mi opinión, consigue, son los 400 millones de números de teléfono que no fue capaz de obtener -"voluntariamente, eso sí"- a pesar de su insistencia, al entrar a dicho servicio de chat a través de su red social. 

Pedazo "listín telefónico", no editado, que se lleva y que con seguridad nunca pondrá a disposición del público en general, pero... ya está dentro de nuestras vidas... le hemos abierto la puerta -bueno, más bien tiene la llave y con un as en la manga para que nada podemos hacer por echar el pestillo por dentro, bueno sí, tirar el móvil a la basura-, no solamente de nuestras relaciones sentimentales o no, y otras cuestiones tal vez más o menos transcendentales, sino también, la posibilidad real del conocimiento, por su parte, de datos tan vitales como dónde estamos, a qué nos dedicamos, cómo pagamos, cuánto tenemos, de qué disponemos, qué necesitamos, si preferimos el Burguer al Mcdonalds... etcétera.

En definitiva, ¿hemos perdido la batalla? o Facebook la ha ganado a base de talonario. ¿Ahora estamos más expuestos que nunca "a los destinos y delirios" de las grandes corporaciones? Llegado a este punto, me despido, hasta otra, que tengo entrada para volver a ver la película de Orwell - 1984


Tu comentario me interesa

Suscríbete a las publicaciones | Suscríbete a los comentarios

- Puedes compartir lo que necesites. Estoy en la red desde 1998 - Comparte - Eduardo Gutiérrez Pérez - Con tecnología de Blogger - Blog modificado por Eduardo Gutiérrez Pérez sobre una plantilla de btemplates- y promocionada por btemplates. Crédito de la plantilla Johanes Djogan Mi reconocimiento a Johanes Djogan - Modificada, rediseñada y traducida por Eduardo Gutiérrez Pérez-